Mitos sobre el sexo que desconocías que no eran ciertos

A lo largo de nuestra vida, todos hemos escuchado diversos mitos sobre el sexo que hemos creído como si fueran hechos certificados y verificados. Vaya, que hemos vivido engañados. Tal vez te has descubierto pensando en alguno de ellos mientras buscabas en Google “putas de lujo Barcelona” para pasar un buen rato. Tal vez ha salido en alguna conversación de sobremesa. O puede que lo hayas leído en foros.

En cualquiera de estos u otros casos, a continuación, vamos a desmentir algunos de ellos:

Los juguetes sexuales sólo son para las mujeres

Los vibradores pensados para introducirse en la vagina no son los únicos juguetes sexuales que existen en el mercado. Existen anillos para hombres, así como otros modelos pensados en satisfacer sexualmente a ellos, o incluso, a ambos.

Si tienes dudas, sólo necesitas una pequeña búsqueda en Internet. O, también, puedes acercarte a una tienda especializada y pedir información. Que no te dé vergüenza; nadie se va a reír de ti.

Beber alcohol despierta tu libido

Todo lo contrario. Beber alcohol reduce notablemente la irrigación sanguínea que se necesita para la erección y que aumenta la sensibilidad vaginal. De hecho, hay personas que se sienten somnolientas tras beber alcohol, así que no te extrañes si estás intentando practicar el coito y alguno de los dos se queda dormido…

Bañarte después del sexo es malo

No lo es. Es perfecto para eliminar las toxinas y el sudor que queda fuera de la piel. Además, podéis aprovechar para bañaros los dos juntos.

El hombre debe ser el que incite al sexo

¿En qué siglo vives si piensas esto? La idea es que el sexo debe practicarse cuando ambas partes sientan deseo de hacerlo y estén dispuestos a ello. Por este motivo, ¿a quién le importa quien dé el primer paso?

Las mujeres no se quedan embarazadas en su primera vez

¡Mentira! Claro que pueden quedarse embarazadas si no se toman las precauciones adecuadas. Además, la mayoría de mujeres se encuentran en una edad muy fértil durante su primera vez, por lo que pueden, incluso, llegar a tener más probabilidades de hacerlo…

¿Qué te parecen estos mitos? ¿Conocías su existencia? ¿Pensabas que eran reales? ¡Cuéntanoslo en la caja de comentarios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *