Algunas parafilias bastante habituales

La RAE define la parafilia como una desviación sexual. Suponemos que es así porque se sale de lo común y corriente. Así pues, si vamos un poco más allá, seguro que profesionales del sexo como las de Putas Barcelona no se van a espantar si les pedimos alguna de nuestras parafilias.

Las parafilias son, en realidad, situaciones u objetos que permiten que encontremos placer sexual. Por ejemplo, fetiches como oler la ropa interior de otra persona, o acariciar unos zapatos de tacón.

En realidad, los fetiches no siempre son de índole sexual. Por ejemplo, para muchas personas, un objeto les da buena suerte, lo que significa que lo tienen como fetiche de fortuna. Al contrario, una parafilia sí hace referencia siempre a lo sexual.

A continuación, vamos a ver algunas de ellas:

Cleptolagnia

Excitación que sobreviene cuando estas personas roban un objeto. Principalmente, de su pareja, pero también puede ser de desconocidos. Seguro que te recuerda a la palabra “cleptomanía”.

Espectrofilia

Se trata de placer sexual que se obtiene ante los espejos. Especialmente, si pueden verse reflejados en ellos mientras practican el coito o se masturban. Pero también pueden sentirse excitadas tan sólo con verse reflejadas en el espejo.

Formicofilia

Fetiche de tener insectos recorriéndole el cuerpo y placer al sentir las picaduras que le produzcan.

Hematofilia

También lo llaman fetichismo del vampirismo, puesto que trata de la excitación que se obtiene con la sangre humana, ya sea al verla, tocarla o, incluso, lamerla.

Hibristofilia

Se trata de la excitación que siente una persona con esta parafilia cuando se relaciona con un criminal o con una persona que haya cometido actos delictivos.

Mecanofilia

Las máquinas automotrices, como las motocicletas y los coches, son los culpables de hacer sentir placer sexual a las personas con esta parafilia.

Salirofilia

Algunas personas se excitan cuando encuentran suciedad, sea de otras personas, de objetos o de espacios, en general.

 

Ursusagalamatofilia

Hace referencia a la excitación que experimentan algunas personas con características corporales que recuerdan a las de un animal. Por ejemplo, se pueden excitar ante una persona con tanto vello que les recuerde a un oso.

¿Qué opinas de estas parafilias? ¿Te identificas con alguna de ellas?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *